Inicio Motor Lovers Alfa Romeo Brera de Adrián

Alfa Romeo Brera de Adrián

0
Alfa Romeo Brera de Adrián
Alfa Romeo Brera de Adrián

Tras conocer el Abarth 595 Competicione Cabrio de Daniel (ABARTH 595 COMPETICIONE CABRIO DE DANIEL) y el Ford Focus MS Desing de Toñin (FORD FOCUS MS DESING DE TOÑÍN) os contamos el Alfa Romeo Brera de Adrián, un gran amante de la marca italiana como vais a poder comprobar al leer el gran número del coches que ha tenido.

Alfa Romeo Brera de Adrián
Alfa Romeo Brera de Adrián

Conozcamos a su dueño

La afición de Adrián por la automoción comenzó cuando era muy pequeño, cuando tenía 3-4 años le regalaron varios coches de juguete de los que no se separaba y utilizaba por todas las superficies de la casa. Unos años más tarde le regalaron un coche radiocontrol con el que empezó a conocer el mundo de la conducción de un coche, que aunque está a años luz de conducir un coche real era un comienzo. Tras ello sus padres le regalaron dos maquetas de coches a escala, un RX7 y un Skyline GTR34, las cuales se empezaban casi desde cero, los cuales le terminaron de enamorar del mundo automovilístico, sobre todo por el tema mecánico y del interior del coche. Como sucede a veces, estos coches a escala se terminan convirtiendo en una obsesión por tenerlos de mayores.

Después llegó la edad de sacarse el carnet, cuyo «primer coche» fue un Chevrolet Kalos, un 1200 con 60 caballos. Con este aprendió a conducir y a moverse en su día a día. Tras este llegó su primer coche de verdad, un Alfa Romeo 146 de 1996, tras este llegó un Peugeot 406 que no le convenció y decidió volver a los italianos con un Alfa Romeo 166 con motor 2.4 136CV. Este último le gustó bastante pero tenía medio millón de km y al final tenía que hacerle el embrague, turbo, y silent blocks por lo que decidió pasarse al grupo Volkswagen con la compra de un Seat Toledo, el cual de duró unos 2-3 meses por la falta de deportividad. Con el dinero de la venta del Seat se compró un Alfa Romeo 166 Fase II del 2005 con motor 2.4 de 185 caballos el cuál le encantaba, pero no correspondía ese coche son du edad por lo que se pasó a un Alfa Romeo Brera diésel, con el que realizó 40.000km en un año muy a gusto. A este le realizó reprogramación pasando de 200 a 240 CV convirtiéndolo en una bala la cuál consumía bastante poco, pero al año decidió que era una pena hacerle tantos km al Brera y se compró un Alfa Romeo 156 de 115Cv diésel para ir a trabajar y un Alfa Romeo Brera con motor V6 Gasolina de 260 CV y tracción a las cuatro ruedas para el fin de semana (el de las fotos del artículo).

Alfa Romeo Brera de Adrián
Alfa Romeo Brera de Adrián

Para terminar al siguiente año cambió el Alfa Romeo 156 por un 159 diésel con motor de 2 litros y 170 con el que estaba bastante contento, pero al poco tiempo le pusieron a tiro un 159 Tbi Ti de 200 CV y no puedo resistirse, el cual era una auténtica bala. El problema es que se juntó con tres coches en el garaje y este último les duró poco. Tras esto le volvieron a poner a tiro un Alfa Romeo GT el cual tuvo durante un mes, también le propusieron un cambio del Alfa Romeo GT por un Alfa Romeo Mito diésel 1.6 de 120 CV con consumos reales de 4-4,5 litros/100km el cual aceptó. Siendo este último el que uso en la actualidad para trabajar y el Alfa Romeo Brera Gasolina el de fines de semana.

Opinión de su dueño: 3 Virtudes y 3 Defectos del Alfa Romeo Brera Gasolina de Adrián

3 Virtudes:

  • Estética. No está al nivel de un super coche pero a la gente le llama la atención y es un coche que a pesar de que el diseño es del 2002 parece nuevo y atrae bastantes miradas.
  • Fiabilidad. La fiabilidad de este coche le ha sorprendido mucho, tras 4 años no ha tenido ni un solo fallo grave, solo hubo que cambiarle un codo de un manguito.
  • Aplomo. el chasis está a la altura de coches bastante superiores con una cifra de rigidez torsional bastante alta; y si a esto le sumamos la tracción integral tipo torsen el resultado es que el coche no se mueve del asfalto, es una lapa.
Alfa Romeo Brera de Adrián
Alfa Romeo Brera de Adrián

3 Defectos:

  • Peso. Al tener muy buen chasis y tracción integral tiene un peso desmesurado, lo cual te lastra en curvas y en prestaciones.
  • Recambios. Los recambios son bastante escasos. Alfa tiene el problema de que al pasar los 10 años de comercialización de un coche no hacen más repuestos. Siendo su coche comercializado en 2012 solo le quedan 2 años de repuestos.
  • Consumo. Este está asociado al elevado peso, lo que le hace para la potencia que ofrece el V6 sea consumo sea muy elevado, más propio de un coche con 400CV que de uno con 260 CV.

Por último adjuntamos varias fotos de la sesión y aprovechamos para dar las gracias a Adrián por el tiempo empleado en la realización de este artículo sin a cuál no hubiera sido posible. Esperamos que os gusten. 😉

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here